PASTORCITO GUARDIAN

“PASTORCITO GUARDIÁN”

 

Estoy recordando cuando parió su madre cinco perritos, de sus hermanos él era el más grandecito, era blanco y manos grandes, observando uno de mis tíos dijo, va a ser un perro grande,  ¡Lindo para pastor!, y así ni bien abrió los ojos lo llevamos al corral de las cabras, para que se vaya acostumbrando con su nueva familia las cabras. Los primeros días lo veían medio fiero, algunas por topetearlo pero al verlo tan chiquito, le tenían lástima y no le pegaban!

Y así de a poco iba creciendo y en el corral mismo solía comer. Él sabría decir que los cabritillos eran sus hermanos, porque el con los perros no se sabía ver por ningún motivo. Y así un día cuando lo vimos jugando con los cabritos se alegraba, cuando lo topeteaban se levantaba y los corría, mordisqueando a los cabritillos.

Le pusimos “Nube” como nombre, porque era blanco y lindo todas las mañanas quedaba llorando, cuando despedíamos a las cabras para que yendo comieran en el monte, porque el  todavía era muy chico para andar en el monte, en el corral nomas solía jugar con los pollitos, los pavos así, mientras iba creciendo pasaban los días! Y repentinamente ya siendo un perro joven se marcho con las cabras a andar por el monte.

Tiempo después les cuento ya en grande lo encontramos allá cercano al río viejo, y dijimos! Vamos a ver que hace si le quitamos una cabra?,  no nos dejó ni acercarnos, haciéndoles un circulo a sus cabras las llevo lejos mezquinándonos para que no le tocáramos ni aun, una.

Muy lindo perro y guardián era “Pùyu”.

Un día la cabra “ojos verdes” se habría quedado pariendo en el monte tres cabritillos, ahí mismo “los zorros” le querían quitar sus hijitos. Qué van a poder! Nube a todos los zorros los había echado de allí, haciendo quedar a todas las cabras allí mismo, hasta que nosotros lo encontrásemos. Algunas veces solía llevarlas al río a beber agua y él aprovechaba para bañarse.  En tiempos de sequía se arrimaba al pozo de agua con sus cabras en busca de agua, cuando extraíamos el líquido precioso echando en la canoa.

Así sabía ser “Pùyu”, un perro entendido, bello y guardián! Él no solía meterse con nadie!  Su familia y sus amigos eran sólo sus cabras!

Todavía no te olvido “mi perro” querido! Por qué monte andarás con tu majadita..                                                                      

 

                                                                                       Autor : Vitu Barraza

                                                                         4 de Marzo 2015 11.3hs         (traducción Bs As)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *