QUICHUA EN LAS PROVINCIAS ARGENTINAS

QUICHUA EN LAS PROVINCIAS ARGENTINAS

Provincias que hablaron la lengua Quichua, Santiago del Estero, Tucumàn, Salta, Jujuy, La Rioja, Catamarca, Córdoba, Chaco.

Otras Provincias con influencias del Idioma y la Cultura Quichua

Buenos Aires, La Pampa, San Luis, Mendoza, San Juan

Todas las Provincias usan Palabras Quichuas en el uso cotidiano.

LA QUICHUA EN PAÍSES LATINOAMERICANOS

COLOMBIA, ECUADOR, BOLIVIA, PERU, CHILE, ARGENTINA, frontera de Brasil, Amazonas con cada País que limita.

 

IDIOMA QUICHUA Y SU CULTURA

Contamos con un equipo educativo, en distintos niveles Profesores con vasta experiencia en las aulas, en escuelas primarias secundarias y universitarias servicios de traducción, ponencias, muestras, semblanzas del Idioma. Presentaciones Artísticas musicales en la lengua materna, Canto Bilingüe.

NUESTRA DIVERSIÓN EN EL RÍO MAYUPI PUJLLANAYKUNA

“NUESTRA DIVERSIÓN EN EL RÍO”

Solía estar casi en dirección a nuestra casa, un remanso muy bello en el lecho del río dulce. Muchos árboles antiguos lo escondían embelleciendo aún más. Todos los chicos y niñas preadolescentes solíamos ir en las tardecitas en tiempo de verano a bañarnos, todos con el cuerpo desnudo incluso los grandes, hasta que concluya el día. Recuerdo a mi primo “Amado Barraza”, no sabía de culpas ni pecado ja ja ja,.

En ese remanso solía haber en el agua, un remolino profundo, largo, no sé hasta dónde. Atajando la respiración como flecha nos arrojábamos hasta que termine abajo el remolino, buscando una y otra vez… subiendo con los pulmones a punto de estallar. Todos los niños chicos, varones nos solíamos meter sin tener miedo; no queríamos que las chicas hicieran eso, sin hacernos caso, se sabían tirar, Ja ja ja

Nuestros mayores solían decir, que ahí donde nosotros jugábamos, sí solían verla, a la madre del río: como una mujer pero más bella, decían que era los que la vieron, la madre del río, “una deidad”, dicen que a los hombres les presumía, alguna vez hasta llevándolos con ella. Así nos relataban cuando aún éramos niños, “recuerdos del monte”

Recuerdo que en ese remanso toda clase de peces solían andar “como elegidos”; grandotes, pequeños, de todos los colores, eran como nuestros compañeros de juego. Pucha! que alegra mucho mi a corazón! Cuando vienen los recuerdos a sacudir mi interior, como en tiempos pasados..

No puedo olvidar un pájaro que solía gritar: su nombre, “el que llena” o “llenador del río”; él con su grito nos solía anunciar que el río se llenaría, y todo ser viviente se acercaba buscando el agua.

Les digo, el camino para entrar, sepan, no existe en ningún mapa!..Nuestro juego o diversión en el río, Ay! Si pudiera hacer retornar el tiempo aquel!

Autor: Vitu Barraza   29 de Enero 2015 (Cosquín)

Traducción: 15 horas, 2 de Marzo 2015 (Buenos Aires

MAYUPI PUJLLANAYKUNA

Tiajcara yacka wasiyku chackallapi súj remanso ancha súmaj sirina mishqui mayupi ashca tackos machukuna pacajcaranku astawan samajyachis, túkuy changuitos y sipitapas rejcarayku chisianaspi rúpay pachapi armacoj, tucuy ucun llatanllas, atuchajkunapas punchau llallinancama. Mana ni uchaynioj mi cajcara, jajaja ckayllay turaycka primuy  “Amado Barraza”

Chá remansupi tiajcara súj waira muyu yakupi suni maypichus cama, samayta arcachis wachiina chockacocarayku wayra muyu urin puchucananta mascapus, cutiskama llockas pulmoneniyku na tojeanaas, ckari huas tukúy saticoj carayku.. mana manchakus sipastá mana munajkarayku cháyta ruanankunata, mana casuasniyku chockacojkaranku, j a ja.ja

Atuchajkunaykó nejcaranku chá pujllanaykunapi si ckaajcasacaranku mayup mamanta “súj yayapa” súj warmiyna astaanmanta súmaj casacara. Nejcaranku ckaajkunacka. Mayu mamancka ckarista si ñujñapucoj casacara waquin cutis pusakus payan, chaina uyarichiaj caranku huahualla cáptiyku “ sachamanta yuyanas”

Yuyani chá remansupi túkuy  laia chálluas purejcaranku ayllasckasina atuchakuna ututitaj murukuna laias masipujllanas ina cajcaranku. Nataj!  ancha mi sónckoy cusikun! Yuyanas amuptinkunancka. Ukuyta chapreaj. Unay pacha inata.

Mana atini ckonckayta súj pillku ckaparejcara sutencka “Mayu Untachej” pay ckaparisckanan willaj niykoj cara Mayu untaj risckantá, y na tuku ima cuyurej ckemicojcara yakuta mascas.

Nisuyquis ñan yaycunapaj mana ni ima mapaspi  tianchu!.. Yachayquish! Pujllananykuna mayupi. Ay! “pachakunata atispa” voliacunanta, munayman!




 Autor : Vitu Barraza

 29 de Enero 2015 (Cosquín)

Traducción: 15 horas, 2 de Marzo 2015 (Buenos Aires)



Terron pardo

Terron pardo

Nací de barro, molde maternal originario. Ashpa es mi rostro, ashpa son mis hermanos. ¿Cuánta tierra perdí estos últimos años? Mi abuela era barro caminante. Mis tíos barro.

Mi amigo barro. Mi madre arcilla morena dando vida. Hoy todos quietos, sin memoria, yacen. El soplo enérgico vital de “Tata” Dios ya no los impulsa a trasladarse.

¿Cuánta tierra perdí estos últimos años?

La tierra se mece sostenida de la mano colosal, invisible. Yo soy terrón, barro que camina. La vida del verde bosque y la flor engalanada pueden un día nacer en mi…

Y cuando la diáfana lluvia golpeé la tierra dolida quiero ser ave arcana que surca los cielos más bellos, distantes, para transmitir mi presagio cenital… y quizás llevaré en mis pies enlodados.

El vestigio esencial de mis seres amados dormidos. Somos todos tierra, somos barro con vida. Soy polvo caminante, mi piel teñida, terrón pardo. El quebracho macho invencible apoyará su raíz en mi.

Un día, invulnerable, ñaupa, clon solitario en una tierra virgen y un cielo nuevo…

 

                                                                  Autor : Vitu Barraza

                                                                              17 de Febrero 1990 – 23hs

 

PASTORCITO GUARDIAN

“PASTORCITO GUARDIÁN”

 

Estoy recordando cuando parió su madre cinco perritos, de sus hermanos él era el más grandecito, era blanco y manos grandes, observando uno de mis tíos dijo, va a ser un perro grande,  ¡Lindo para pastor!, y así ni bien abrió los ojos lo llevamos al corral de las cabras, para que se vaya acostumbrando con su nueva familia las cabras. Los primeros días lo veían medio fiero, algunas por topetearlo pero al verlo tan chiquito, le tenían lástima y no le pegaban!

Y así de a poco iba creciendo y en el corral mismo solía comer. Él sabría decir que los cabritillos eran sus hermanos, porque el con los perros no se sabía ver por ningún motivo. Y así un día cuando lo vimos jugando con los cabritos se alegraba, cuando lo topeteaban se levantaba y los corría, mordisqueando a los cabritillos.

Le pusimos “Nube” como nombre, porque era blanco y lindo todas las mañanas quedaba llorando, cuando despedíamos a las cabras para que yendo comieran en el monte, porque el  todavía era muy chico para andar en el monte, en el corral nomas solía jugar con los pollitos, los pavos así, mientras iba creciendo pasaban los días! Y repentinamente ya siendo un perro joven se marcho con las cabras a andar por el monte.

Tiempo después les cuento ya en grande lo encontramos allá cercano al río viejo, y dijimos! Vamos a ver que hace si le quitamos una cabra?,  no nos dejó ni acercarnos, haciéndoles un circulo a sus cabras las llevo lejos mezquinándonos para que no le tocáramos ni aun, una.

Muy lindo perro y guardián era “Pùyu”.

Un día la cabra “ojos verdes” se habría quedado pariendo en el monte tres cabritillos, ahí mismo “los zorros” le querían quitar sus hijitos. Qué van a poder! Nube a todos los zorros los había echado de allí, haciendo quedar a todas las cabras allí mismo, hasta que nosotros lo encontrásemos. Algunas veces solía llevarlas al río a beber agua y él aprovechaba para bañarse.  En tiempos de sequía se arrimaba al pozo de agua con sus cabras en busca de agua, cuando extraíamos el líquido precioso echando en la canoa.

Así sabía ser “Pùyu”, un perro entendido, bello y guardián! Él no solía meterse con nadie!  Su familia y sus amigos eran sólo sus cabras!

Todavía no te olvido “mi perro” querido! Por qué monte andarás con tu majadita..                                                                      

 

                                                                                       Autor : Vitu Barraza

                                                                         4 de Marzo 2015 11.3hs         (traducción Bs As)

PRESAGIO DEL BIEN

PRESAGIO DEL BIEN

Soy vestigio del grito dormido, raíces del tiempo, presagio del bien.

Mi lengua ensaya un lenguaje de vientos serenos que expanden saber.

 

La luna madura el fruto del vientre de alguna fecunda mujer

y un germen benigno florece en la tierra queriendo crecer y ser.

 

Te regalo la caricia de la lágrima al caer

el sonido de los besos que endulzaron tu vivir

 

Te regalo el regreso del momento más feliz

y un destello de mirada del Dios bueno que hay en ti

 

Porque anduve por caminos niquelados

recogiendo la sonrisa de los astros

portadores del saber y la paciencia

porque al nacer he traído el capullo

que aún, no ha estallado convertido en flor

para alegrar a los ojos fatigados

que esperan el milagro del amor

 

Porque he habitado el foso del delirio

donde los hombres derraman su cerebro colosal,

luego me marcho con los mercaderes de la alegría

voy tocando las puertas mustias de las almas.





                                                                                                                                               Autor : Vitu Barraza

                                                                                                                                                 Diciembre 1985

 

CAZANDO ARMADILLOS

“CAZANDO ARMADILLOS”

 

El hombre que vive en el monte, sabe cómo la naturaleza va cambiando día tras día, por eso nuestros padres cuando llegaba el tiempo de los meses de Mayo, Junio y Julio, se quedaban alrededor del fuego conversando  en una cocina hecha de barro, y nosotros los varones jóvenes solíamos salir a azar armadillos. Muchos amigos solíamos encontrar. Los cazadores eramos Justino y Juanchi Leiva, Serafín Bazán (hijo) también desde la ciudad solían venir a buscar lo que sea! Los visitantes algunas veces ya se amigaban con nosotros y también se unian a nosotros  el que les narra, sí, soy yo, VituBarraza. Recuerdo cada cual presumía alabándonos de amores, destrezas, triunfos o lo que podíamos aumentando y ponderando. Así como jugar nos solíamos divertir.

Teníamos muchísimos perros, como el Viejo Viscacha ja ja ja, “Pisa Flor” era el nombre de mi perrito cazador, su olfato era muy agudo para los armadillos! Si vieran su figura era como para no hacerle caso, flaquito, chiquitito, muy afeadito él ja ja ja, su cara era casi como un zorro, en su cuerpo llevaba toda clase de mordeduras de lo que se peleaba con toda clase de bichos, por eso era perro líder o manda más. Todavía les diría más! Cuando al viento ponía su naricita olfateando de seguro que nada se le escapaba; su amigo y su par compañero solía ser un perro muy grande Volteador o Tumbador era su nombre bravío como él sólo! Del grupo de muchachos el más grande era Serafín Bazán (hijo) él solía hacer o armar cigarrillos en chala con tabaco casero y nos sabía enseñar a pitar si queríamos! Lejos, lejos o cada tanto cuando descansábamos bajo un bello cielo limpio repleto de estrellas, que parecían muy cercanas, casi como para tocarlas con las manos; de repente “el Ararakuku” un búho gigante gritaba en medio de la oscuridad, interrumpiendo, cortando el labor de los perros. Después caminamos cómo quien fumar no muy lejos y escuchamos al perro Pisa Flor, agarraba ya su primer pichi, nos acercamos corriendo, viendo con asombro cómo lo sacudía de aquí para allá al pobre “pobre armadillo” Así uno tras otro iba agarrando, dos, tres, cinco, siete y nosotros íbamos juntando en una bolsa grande.

En ese ir por el monte  Pisa Flor encontró un armadillo tapado, escondido, estaba yendo por debajo de la tierra y los perros por atrás cabandole! Que lo van a alcanzar al armadillo jaja Nosotros los jóvenes andábamos teniendo una pala y un punzador, flecha, baqueta con eso lo flechamos al armadillo oyéndole primero en qué parte o zona estaba yendo por debajo de la tierra? Así lo detuvimos para que no siga cavando más después ya con la bolsa llenada. Solíamos volver a la casa sabiendo que mañana habría comida.

 

                                                                            Autor : Vitu Barraza

                                                                               7/07/2012 – 13hs